En 1917, en un Portugal convulso socialmente, acontecieron en un lugar llamado Cova da Iria, unas Apariciones, de la Virgen a 3 Pastorcillos, llamados: Lucia, Francisco y Jacinta.
La Virgen les dejo 3 Secretos, dos de los cuales fueron desvelados. El Tercer Secreto, fue escrito por Lucia y entregado al Papa. Fue desvelado por Juan Pablo II.
En 13 de Octubre de 1930, la Iglesia dio por ciertas, las Apariciones de la Virgen y oficializo el culto a la Virgen de Fátima.


Las Apariciones de Fátima

Donde se produjeron las Apariciones de Fátima

Las apariciones de Fátima, se produjeron en Portugal, en lugar denominado Cova da Iría, Parroquia de Fátima, Municipio de Vila Nova de Ourém, hoy Diócesis de Leiría-Fátima



El 13 de Mayo de 1917, tres niños llamados Lucía de Jesús, de 10 años y sus primos, Francisco y Jacinta Marto, de 9 y 7 años, cuidaban un pequeño rebaño en Cova da Iría, Parroquia de Fátima, Municipio de Vila Nova de Ourém, hoy Diócesis de Leiría-Fátima. Alrededor del mediodía, después de haber rezado el rosario, como habitualmente hacían, mientras se entretenían en construir una pequeña casa de piedras sueltas, en el mismo local donde hoy se encuentra situada la basílica, de repente vieron una luz brillante; pensando que era un relámpago decidieron marcharse, pero un poquito más abajo otro relámpago iluminó el espacio y vieron encima de una pequeña encina, donde se encuentra ahora la Capilla (Capelinha) de las apariciones, una “Señora más brillante que el sol”; de sus manos pendía un rosario blanco. La Señora dijo a los tres pastorcitos que era necesario rezar mucho y los invitó a volver a Cova da Iría durante otros cinco meses consecutivos, en los días 13 a la misma hora. Los niños así lo hicieron y en los días 13 de Junio, Julio, Septiembre y Octubre, la Señora volvió a aparecérseles en Cova da Iría. El 19 de Agosto se dió la aparición en un lugar de los Valinhos, a unos 500 metros de Aljustrel, porque, el día 13 los niños habían sido llevados por el Administrador del Municipio, para Vila Nova de Ourém. En la última aparición del 13 de Octubre, estando presentes cerca de 70.000 personas, la Virgen les dijo que era la “Señora del Rosario” y que hicieran allí una Capilla en su honor. Después de la aparición todos los presentes observaron el milagro prometido a los tres niños en Julio y Setiembre: el sol, pareciéndose a un “disco” de plata, se le podía mirar sin dificultad alguna y giraba sobre sí mismo como si fuese una rueda de fuego, que fuera a precipitarse sobre la tierra. Posteriormente, siendo Lucía Hna. Religiosa de Santa Dorotea, la Virgen se le apareció nuevamente en España, el día 10 de Diciembre de 1925 y el día 15 de Febrero de 1926 en el Convento de Pontevedra y en la noche del 13-14 de Junio de 1929, en el Convento de Tuy; pidiendo la devoción de los cinco primeros sábados y comunicándole las condiciones para dicho ejercicio:
  • Rezar el rosario meditando los Misterios, confesar y comulgar en reparación de los pecados cometidos contra el Inmaculado Corazón de María
  • La Consagración de Rusia al mismo Inmaculado Corazón.


Videntes de FATIMA junto a la encina
Los 3 Pastorcillos: Francisco, Lucia y Jacinta, junto a la encina de las Apariciones.








Entrada Complejo de Fátima Basílica de Fátima Capilla de Fátima
Entrada a Fatima Basilica y Capilla de Fatima Capilla de Fatima



Primera Aparición de Fátima: 13 de Mayo de 1917

Los tres pastorcillos se hallaban en Cova da Iria, apacentando sus rebaños de ovejas y jugando a hacer casitas con piedras. Habían rezado el rosario y en torno a las 13 horas, el cielo estaba limpio, pero de pronto apareció un relámpago. Los tres pastorcillos comenzaron a reunir sus ovejas por miedo a la tormenta. De pronto un nuevo relámpago surco el cielo. Lucia y Jacinta vieron a una mujer subida en una encina, se asustaron y le lanzaron piedras.
La Señora, les tranquilizo, diciendo:
- ¿No tengáis miedo, no os voy a hacer daño?.
Lucia, le preguntó:
- ¿De donde es Vd.?
- ¿Soy del Cielo?
- ¿Para que viene Vd. al Mundo?. Pregunto Lucia.
- ¿Vengo para decirte que vengas aquí durante 6 meses y al final te diré lo que quiero?. Contesto la Señora.
- ¿Vd. me puede decir si la Guerra durara mucho o acabara pronto?. Pregunto Lucia.
- ¿Nada te tengo que decir, en cuanto tenga algo que decir, te diré lo que quiero?. Respondió la Señora.
- Lucia le pregunto a la Señora si iría al Cielo.
- ¿Tu iras.? Respondió la Señora.
- ¿Y mi prima?. Pregunto Lucia.
- ¿También ira?. Respondió la Señora.
- ¿Y mi primo?. Pregunto Lucia.
- ¿Ese aun tiene que rezar mucho?
Después la Señora desapareció por encima de la encina.




Segunda Aparición: 13 de Junio de 1917

El 13 de Junio de 1917, coincidía con la Festividad de San Antonio, a la que asisten los tres pastorcillos.
Obedeciendo la petición realizada por la Señora, dejan la fiesta y salen para Cova da Iria, encontrándose, que les esperan unas 50 personas entre curiosos y devotos.
Los pastorcillos comenzaron a rezar el Rosario y los congregados les acompañaron. De pronto Lucia vio una luz, como un relámpago que en línea oblicua, se dirigía hacia la encina:
-¿Que es lo que quiere de mi?. Pregunto Lucia.
-¿Te quiero decir que vuelvas los días 13 de cada mes y que aprendas a leer para decirte lo que quiero?.Respondió la Señora.
-¿Entonces no quiere nada más?. Respondió Lucia.
-¿No quiero nada más?. Respondió la Señora.
Después, comenzó a elevarse y desapareció.
En el proceso parroquial seguido por Dr. Formigão, consta que Lucia no recordaba si fue en la segunda o tercera aparición cuando la Virgen le enseño la siguiente oración:
Mi Jesús, perdónanos y líbranos del fuego del infierno, lleva todas las almas para el Cielo, precisamente aquellas que más lo necesitasen.
Jacinta, afirmo en los interrogatorios, que fue en esta segunda vez, aunque confiesa que había olvidado el secreto transmitido por la Señora.
La Señora, le prometió que las convertiría y el niño mejoraría antes de 1 año.
-¿Haga aquí un milagro, para que todos lo vean?. Pregunto Lucia.

Tercera Aparición: 13 de Julio de 1917

Las apariciones se habían difundido y el 13 de julio, se hallaban congregados 4.000 o 5.000 personas.
Nuevamente una luz, parecida a un relámpago y la aparición de la Virgen sobre la encina:
- ¿Que es lo que quiere de mi?. Pregunto Lucia.
- ¿Te quiero decir que vuelvas cada día 13. Rezad el Rosario a Nuestra Señora del Rosario, para que acabe con a guerra, pues solo ella puede acabarla.? Contesto la Señora.
- ¿Quiero pedirle que convierta a una mujer de Pedrógão, una de Fátima y se mejore el niño de Moita?. Pregunto Lucia.
La Señora le prometió que la convertiría y mejoraría al niño, antes de 1 año.
- ¿Haga aquí un milagro, para que todos lo vean?. Pregunto Lucia.
- ¿De aquí a 3 meses, hare un milagro para que todos lo acrediten?. Respondió la Señora
. -¿No tiene nada más que decirme?. Pregunto lucia.
-¿No, no tengo nada más que decirte?. Respondió la Señora.
- ¿Pues por mi, tampoco tengo más que decir?. Respondió Lucia.
La Señora desapareció, elevándose hacia el Naciente.

El Secreto de la Tercera Aparición

Fue en esta aparición, cuando la Señora les revelo un secreto o tal vez solo se lo revelo a Lucia, pues esta diría, tiempo más tarde, que solo estaba autorizada a revelarlo a Jacinta y Francisco.
Los pastorcillos ocultaron el Secreto, pero Jacinta que era la menor, se le escapo la existencia del secreto y a finales de Julio, principios de Agosto, la existencia del mismo era conocida por todos y les presionaron para que lo revelasen, sin conseguirlo, aunque tuvieron que matizar:
  • El Secreto, no era para los pastorcillos se hiciesen ricos ni para ir al cielo.
  • Que era, para su bien y para el de sus almas
  • Que no sabían si también era para el alma del señor prior.
  • Jacinta dijo que si el pueblo los conociese estarían tristes y Lucia era de la opinión de que no les afectaría

Cuarta Aparición: 13 de Agosto y 19 de Agosto de 1917

El 11 de Agosto, el Administrador de Vila Nova de Ourém, llamo a los padres de los pastorcillos y a los niños.
El padre de Jacinta y Francisco, se negó, porque consideraba que eran demasiado pequeños para interrogarlos.
El Administrador de Vila Nova de Ourém intento obligar a Lucia a revelar el Secreto, al no conseguirlo, la devolvió a casa ese mismo día.
Dos días después, el 13 de Agosto, fecha elegida por la Señora para la cuarta Aparición, el Administrador se dirigió a Aljustrel y engaño a los padres ya los pastorcillos, llevándolos a la ciudad, para:
"evitar la continua especulación clerical, que en torno a ellos se estaba realizando", según declaro en un informa enviado al Gobernador Civil de Santarem el 31 de octubre de 1924.
Existe controversia sobre estos hechos, pues mientras unos afirman que fue encarcelada y amenazada con ser frita en aceite hirviendo, otros, como el padre Dr. Sebastião Martins dos Reis en el libro A Vidente de Fátima Dialoga e Responde pelas Aparições (1970), sostiene las declaraciones del Administrador, que declaro que los pastorcillos habían estado en su casa, tratados como a sus hijos y jugando en la calle con sus hijos y otros niños. Dos días después el Administrador, devolvió a los pastorcillos a sus domicilios.
La Señora había pedido la asistencia a Cova da Iria el día 13, pero los pastorcillos no podían ir. Una multitud estimada en unas 15.000 o 18.000 personas, aguardaba el Milagro prometido.
Testigos que declararon en el proceso, confirmaron, que junto a la encina de las Apariciones, se produjo un fuerte e inexplicable ruido que atemorizo a los asistentes y junto al Sol, se formo como una nube con los colores del Arco Iris.
Al no poder estar los pastorcillos en Cova da Iria, el día 13 solicitado por la Señora, se les apareció el día 19 de Agosto en un lugar cercano, a unos 2 km. de Cova da Iria, en un lugar llamado Valinhos.
Ese 19 de Agosto, pastoreaban sus rebaños, Lucia, Francisco y su hermano João Marto de 14 años en Valinhos. Lucia, percibió los sucesos que antecedían a la aparición de la Señora y le pidió a João Marto, que fuese a buscar a Jacinta.
João Marto, declaro, que no había visto ni oído nada. Lucia y Jacinta, vieron a la Señora. Lucia, se inclino haciendo una venia y pregunto:
- ¿Que es lo que Vd. quiere de mi?. Pregunto Lucia.
- ¿Te quería decir que vuelvas a Cova da Iria; si no te hubiesen llevado a la ciudad, hubiese hecho un Milagro más grande, pues iba a venir San José con el Niño Jesús a dar a Paz al Mundo, Nuestro Señor a bendecir el Pueblo, venia Nuestra Señora del Rosario con un ángel de cada lado y Nuestra Señora con un arco de Flores?. Respondió la Virgen.
- ¿Con el dinero que tenemos para Vd. que quiere que hagamos?.(1) Pregunto Lucia.
- ¿Con ese dinero hagan 2 "andoresinhos" pequeñitos, uno lo llevas tu y tres chicas y vais vestidas de blanco; el otro, lo llevara Francisco y tres chicos y que lleven capa blanca, llévenlo a la Señora del Rosario y entréguenselo?. Respondió la Señora
La Señora desapareció, mientras Lucia la despedía agitando la mano.
(1) Se refiere al dinero recaudado entre los fieles, que guardaba una mujer llamada María Carreira, mas conocida como María da Capelinha



Quinta Aparición: 13 de Septiembre de 1917

Las apariciones habían generado gran expectación y el 13 de Septiembre se congregaban en Cova da Iria de 25.000 a 30.000 personas
Otra vez se aparece la Señora sobre la encina
-¿Que es lo que Vd. quiere?. Pregunto Lucia.
-¿Te quiero decir que continúes rezando siempre el rosario a la Señora del Rosario, para que finalice la guerra, que esta a punto de acabar, el ultimo día vendrá San José a dar la Paz al mundo y nuestro Señor dará la bendición al pueblo; quiero que vengas el día 13 de Octubre. Respondió La Virgen.
-¿Aquí hay un niño que es mudo y sordo, si Vd. lo curase?. Pregunto Lucia.
-¿De aquí a un año tendrá algunas mejorias?. Respondió la Virgen.
-¿Tengo aquí muchas peticiones, unos para convertirse y otros para curarse?. Pregunto Lucia.
-¿Mejoraran algunos, otros no, porque Nuestro Señor, no quiere creer en ellos?. Respondió la Señora.
-¿El pueblo desearía hacerle una Capilla?.Pregunto Lucia.
-¿ Con la mitad del dinero recogido hacer dos "andores" para la señora del Rosario y la otra mitad para ayudar a construir la Capilla?.(1) Respondió la Señora.
Lucia, le ofreció dos cartas y un frasco con colonia, diciendo:
-¿Derrame esto, si Vd. quiere?. -¿Esto no es conveniente para el cielo?. Respondió la Virgen y desapareció.
Muchos de los presentes afirmaron que en ese momento de la Aparición, paso por la encina "un no se que, extraordinario, que parecían flores blancas", igualmente observaron como un eclipse de Sol. Sin embargo Lucia, en el proceso que siguió el Dr. Formigão, confiesa que no vio ninguno de esos fenómenos extraordinarios.





Primera Capilla construida en Fátima en 1918, en el lugar de las Apariciones. Destruida el 6 de Marzo de 1922, por una bomba colocada por extremistas intransigentes.




Sexta Aparición: 13 de Octubre de 1917

El 13 de Octubre, la expectación creada por las Apariciones era inmensa y en Cova da Iria se habían congregado mas de 50.00 personas y periodista de muchos medios de comunicación.
Llovía y había una tormenta de truenos y relámpagos, los pastorcillos se acercaron a la encina, que estaba rodeada de flores y cintas de seda puestas por María Carreira.
Finalizaron los truenos y relámpagos y se apareció la Señora:
-¿Que me quiere decir?. Pregunto Lucia.
-¿Te quiero decir que no ofendáis más nuestro Señor, que recen el rosario a nuestra Señora y que levanten aquí una capilla a nuestra Señora del Rosario?. Respondió la señora.
La Señora desapareció como siempre.

Las Figuras Celestiales

Después de desaparecer la Señora, Lucia, miro al cielo y vio a la izquierda del Sol a San José de cintura para arriba, con el Niño Jesús, vestido de rojo, San José hizo tres o cuatro cruces y desapareció, después, apareció Nuestro Señor, envuelto en un resplandor amarillo, vestido con capa y con una pequeña barba.
A la derecha del Sol y de Nuestro Señor, Lucia, vio a la Señora, de pie, envuelta en un resplandor, con un vestido blanco y un manto azul por la cabeza, con las manos sobre el pecho.
Mientras esto veía Lucia, la multitud congregada, contemplaba el conocido como Milagro del Sol.

El Milagro del Sol

La multitud no vio las figuras celestiales, pero si asistió al conocido como Milagro del Sol o el Baile del Sol.
De este hecho existen múltiples testimonios y bibliografías, que narran los hechos allí presenciados:
La tormenta había terminado y la lluvia también ceso, por entre la nubes apareció el Sol, que se asemejaba a un disco de plata que podía observarse a simple vista. De pronto, comenzó a temblar y después a girar sobre si mismo, lanzando chorros de luz de todos los colores del arco iris, que convertían a las personas, arboles y tierra de esos colores. Después de 2 o 3 minutos se paro, para volver a comenzar de forma más intensa, nueva parada e inicio del proceso una tercera vez con mayor intensidad.
Luego el Sol se desprendió y se precipito hacia la tierra, haciendo que la multitud sintiese un gran calor y acabasen con las ropas secas. El Sol se detuvo a corta distancia sobre la copa de los arboles, para posteriormente regresar a su posición habitual.
El proceso del baile del Sol, puede estimarse en unos 10 minutos. El baile del Sol fue visto en muchos sitios:
  • En Alburitel, una aldea situada a unos 15 Kilómetros, los vecinos vieron los movimientos y la gente salio a la calle llorando y a rezar.
  • En S. Pedro de Muel, el poeta Afonso Lopes Vieira, vio desde su casa bailar el Sol.

Rezo en Fatima el dia del baile del Sol

Otras Apariciones a Lucía en España

Posteriormente, siendo Lucía Hna. Religiosa de Santa Dorotea, la Virgen se le apareció nuevamente en España,:
  • El 10 de Diciembre de 1925 y el 15 de Febrero de 1926 en el Convento de Pontevedra
  • La noche del 13-14 de Junio de 1929, en el Convento de Tuy. Le pidió la devoción de los cinco primeros sábados y le comunico las condiciones para dicho ejercicio: rezar el rosario meditando los Misterios, confesar y comulgar en reparación de los pecados cometidos contra el Inmaculado Corazón de María y la Consagración de Rusia al mismo Inmaculado Corazón

Otras Aparición en Cova da Iria

El Ángel de Cova da Iria

Corrían rumores sobre apariciones en Cova da Iria, con anterioridad a las apariciones oficiales, según las cuales, la Señora se había aparecido 1 año antes. Se hablaba de la aparición de un bulto, como envuelto en una sabana blanca, sin que se le viese el rostro, los pies y los brazos. El Dr. Formigão, interrogo a Lucia y sus declaraciones fueron tajantes:
-¿ El año pasado, nunca se me apareció, ni antes del mes de Mayo de este año, ni dije eso a persona alguna, porque no era lo correcto?.
A falta de encontrar una identidad para el bulto, el Dr. Formigão, anoto en su cuaderno de interrogatorios "el Ángel de Cova da Iria", nombre con el que se le conoce actualmente.

Otras Apariciones a Jacinta

Jacinta revelo, que se le había aparecido la Virgen en otras tres ocasiones:
  • Una en la Iglesia, durante la misa de la Ascensión del Señor. En esta ocasión le enseño a rezar el rosario.
  • Otra en su domicilio, mientras sus padres y hermanos dormían
  • La última debajo de una mesa. La madre confirma que no vio nada, pero confirma la actitud de Jacinta.






La Señora de las Apariciones: La Virgen de Fátima

Según las primeras descripciónes de los Pastorcillos, la Señora, era una jovencita de tez blanca y luminosa, ojos neros y una belleza extraordinaria y ofuscante, que casi cegaba, siendo dificil contemplarla. Aparentaba tener unos 15 años y una altura de 1,10 m.
La expresión era seria, nunca sonrio o lloro pero resultaba dulce y cuando hablaba, alargaba los brazos y mantenia la boca cerrada.
Traia un manto blanco de la cabeza a los pies, ornamentado con unos cordones dorados en los puños, en la manos llevaba un rosario con cuentas blancas.
El 13 de Junio de 1920, se instalo en la Capilla de las Apariciones la Imagen de la Virgen y el 13 de Mayo de 1946, fue coronada solemnemente por el Cardenal Masella.
El 13 de Mayo de 1981, el Papa Juan Pablo II, sufrió un atentado con bala por parte del turco Ali Agca.
La Virgen, protegió la vida del Papa y por esa razón, los restos de la bala, que quedaron incrustados en el vehículo del Papa, ahora están introducidos en el interior de la Corona de la Virgen de Fátima.

Virgen de Fatima, en la Capilla